La Catedral de San Nicolás en Newcastle

Catedral de San Nicolas de Newcastle

La magnífica Catedral de San Nicolás ha sido el centro de Newcastle durante siglos. Su excelente torre, construida en 1448, se eleva por encima de los tejados de la ciudad, y se puede ver desde kilómetros a la redonda. La catedral actual se levanta sobre una antigua iglesia, aunque ya nada queda de ésta última. El actual edificio data de los siglos XIII y XIV, así que visitarlo es obligado.

Es curioso pensar que esta iglesia tan hermosa y espectacular fuera construida en un principio como una simple iglesia parroquial, proporcionando un lugar de culto para el pueblo. No se convirtió en Catedral de Newcastle hasta 1882, cuando se formó una nueva diócesis.

La catedral cuenta con unas magníficas vidrieras de los siglos XIX y XX, en las que se pueden ver imágenes de la Virgen y el Niño. Las ventanas son maravillosas, con sutiles colores en sus imágenes. Una de ellas está dedicada la reina Margarita de Dinamarca, rodeada por las tres virtudes teologales, Fe, Esperanza y Caridad. La vidriera está hecha de vidrio y cristal antiguo de Northumbria, así como cristal danés de la ciudad de Bornholm. La fabulosa ventana que da al lado oriental se erigió en 1860, en memoria de Thomas Ions, quien fue organista de la Catedral en el siglo XIX.

El coro de la iglesia fue construido en el siglo XIX, cuando se convirtió en catedral. En él se puede ver la impresionantes tallas de Ralph Hedley, artesano local. En el altar mayor se sitúan una impresionante imagen de Cristo en Majestad y sus cuatro evangelistas, diseñado por RJ Johnson. Además de las imágenes de estos santos, aparece la de Saint Cuthbert y la Saint Oswald.

La capilla de Thornton Brass data de 1441, y es un monumento dedicado a Robert Thornton, su esposa Inés y sus 14 hijos. Se trata de una de las mejores capillas del país, y el bronce con el que se construyó el monumento se llevó a la Catedral en 1959. Es un digno homenaje a un hombre que fue tres veces alcalde de Newcastle y uno de los más ricos comerciantes de la época. Un último monumento es el que se dedica en memoria del Almirante Lord Collingwood, segundo comandante de la Batalla de Trafalgar tras Nelson, quien nació en Newcastle en 1750.

La Catedral tiene un refectorio para almuerzos y meriendas, y una tienda de regalos para comprar libros y recuerdos. Fuera de ella se puede ver una gran estatua de bronce de la reina Victoria, erigida en 1903 para honrar su largo  e ilustre reinado. La Catedral de San Nicolás se halla en la parte antigua de la ciudad, rodeada de calles empedradas y buenos ejemplos de la arquitectura de principios del siglo XX.

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top