Rutland, el condado más pequeño de Inglaterra

Rutland Water y la Iglesia Normanton

Rutland es famoso por ser el condado inglés más pequeño. A pesar de todo, es uno de los más pintorescos, con sus bellísimos paisajes, sus frondosos caminos y sus edificios de piedra.

La fabulosa Rutland Water es su atracción turística más famosa. Se encuentra cerca de Oakham y es uno de los lagos artificiales más grandes de la Europa occidental. Está rodeado de impresionantes paisajes que no sólo ofrecen un agradable lugar para los pescadores de la zona, sino que sus aguas se usan para el consumo doméstico e industrial de Rutland y otros condados cercanos. La máxima profundidad de sus aguas es de 34 metros.

Cuando visitéis el lago tenéis que tomar un poco de tiempo para visitar la Iglesia Normanton, que hoy también alberga un museo dedicado a la creación en el siglo XX del Rutland Water. También dispone de otros fósiles y restos encontrados en las inmediaciones. La iglesia se halla levantada sobre una calzada construida especialmente para ella. Por la noche, cuando se ilumina, resulta preciosa verla reflejada sobre las aguas del lago.

Rutland Water tiene varios centros de visitantes, que atiende a las necesidades de pesca, vela, windsurf y ciclismo, que se pueden practicar en sus aguas y sus alrededores. Hay muchos kilómetros para hacer senderismo y hermosas zonas de picnic. Es un lugar que se puede visitar en cualquier época del año, y disfrutar a bordo del Belle Rutland, un crucero de 45 minutos que nos llevará a través del lago y sus paisajes.

Aparte de su famoso Rutland Water, el paisaje de este condado está salpicado de una gran cantidad de pequeños pueblos para explorar y descubrir, cada uno de ellos mostrando lo mejor de la vida rural inglesa. La encantadora ciudad de Oackham quizás sea una de las más interesantes de ver.

Uppingham es una de las joyas ocultas de Rutland. Si vais allí alojaros en el Falcon Hotel, una antigua posada del siglo XVI que conserva gran parte de su encanto original. La ciudad fue construida en 1238, y aunque los tiempos y los siglos hayan pasado, todavía queda aquí mucho del recuerdo de una bella ciudad inglesa medieval.

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top