Gastronomía tradicional inglesa, lo mas típico

Desayuno ingles

La cocina inglesa no suele destacar en concursos, premios internacionales o de cara a la crítica especializada. Es más, la idea general que de ella se tiene es más bien negativa. El tópico suele reducirla al Fish and Chips y al English Breakfast, a menudo con una concepción desdeñosa de ambos por su tosquedad y su alto contenido en grasa.

Ésto último es casi imposible de negar ya que, por norma general, la mayoría de platos típicamente ingleses son altamente calóricos. Pero ésto no está reñido con la posibilidad de encontrar verdaderas delicias de la tradición culinaria británica que, a menudo, pasan desapercibidas al turista que gusta de generalizar o que, simplemente, ha sido víctima de un restaurante poco adecuado.

Cómo decía, la gastronomía inglesa es más rica y compleja de lo que nos puede parecer. El ya mencionado English Breakfast (desayuno inglés) es uno de sus pilares. Para los ingleses el tópico de que “el desayuno es la comida más importante del día” es algo más que una frase recurrente. Un buen desayuno inglés debe contener: huevos fritos o revueltos, salchichas, bacon frito y/o algún otro embutido, tomates, champiñones salteados y judías estofadas (baked beans). Éstos serían algunos de los ingredientes básicos, aunque podemos encontrarnos muchas variantes en las que puede haber algún tipo de queso (una de las muchas variedades que tienen el el país, bastante desconocidas fuera), un poco de ensalada, patatas u otro componente.

Todo esto se sirve en el mismo plato, acompañado por una taza de té o café y con tostadas que en ocasiones se untan con Marmite, una pasta oscura a base de concentrado de levadura de cerveza obtenido durante la elaboración de ésta. Tiene un sabor muy fuerte y no gusta a todo el mundo. Ésto se hace notar en el propio slogan promocional del producto: “Love it or hate it” (lo amas o lo odias).

Otros platos para el desayuno serían el Porridge, unas populares gachas de avena con leche consumidas en todos los países anglosajones, las tostadas con baked beans o con queso fundido o el Kedgeree, un revoltillo a base de pescado ahumado, arroz hervido, huevo, mantequilla y diferentes especias y hierbas, hoy en día habitualmente acompañado de nata o yoghourt.

Después de todo esto es difícil creer que los ingleses tengan ganas de comer al mediodía, pero algunos lo hacen, sobre todo los días de fiesta, cuando tradicionalmente se cocinan los asados de carne. El más popular es el Sunday Roast, un contundente plato consistente en un filete de roast beef (ternera asada), patatas, algo de verdura (generalmente cocida) y Yorkshire pudding, una especie de magdalena salada a base de huevos, harina y leche. La masa de este pudding podemos encontrarla también cómo base del Toad in the hole (literlamente “sapo en el pozo”) dónde forma una especie de recipiente comestible que suele albergar  varias salchichas enteras, todo ello horneado.

Sigue leyendo sobre:

Qué comer en Inglaterra

Tags:

Imprimir


También te interesará...

5 comentarios

Comments RSS

  1. pameliUux dice:

    ps esto si es lo qe estaba buscando y pues esta bueno i pues nada ya nada…

  2. Miriam dice:

    Yo Queria aprobexar pra deciiR:
    Que por favor Quiien tnga 1 receta inglesa Que por favor me lo diga Que esQuee engo Que haccer 1 trabajo y no engo…!!1
    Graciias

  3. mai dice:

    como puedo imprimir
    sos

  4. jenni dice:

    madre tO lO qq cOmeen lOs ingLesees nO ? madre miia de mii almaa!

  5. sinan dice:

    me parece super bien k hallas echo esto pero para hacer mejor aun la pajina podrias poner algunan receta de cocina ynlo mismo k has puesto en español traducirlo al ingles para k la genteninglesa lo lea

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top